DIF ESTATAL FIRME EN PROTECCIÓN DE ADULTOS MAYORES

  • La institución no tiene competencia en el cierre de funcionamiento a Asilos u otras instancias asistenciales.

El Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), a través de la Procuraduría de la Defensa de las Personas Adultas Mayores (Pdpam), tiene entre sus funciones dar seguimiento y apoyar a las instancias de asistencia social que brindan albergue a las personas adultas mayores, sin embargo, la competencia de determinar un cierre de una institución de esta naturaleza corresponde a la Comisión Estatal de Protección de Riesgos Sanitarios (Coepris).

La institución reitera su firme compromiso de proteger a las personas adultas mayores que enfrenten algún riesgo y se sumará a cualquier acción que se emprenda para defender su derecho a una vida digna y plena.

En relación al cierre del Asilo de Ancianos Maranhata y San Judas Tadeo A.C., la institución en conjunto con la Coepris, ha venido cumpliendo con su responsabilidad de realizar visitas de supervisión y seguimiento, de las cuales se han derivado diversas irregularidades durante largo tiempo. A causa de que el Asilo no ha resuelto favorablemente estas situaciones que representan un riesgo para las personas de la tercera edad, la autoridad sanitaria tomó la determinación de la suspensión de trabajos y servicios.

Es importante destacar, que aunado a denuncias por maltrato y atención inadecuada que el DIF Estatal tiene documentadas por parte de algunas de las personas asiladas y sus familiares, se presentaban situaciones como personal sin la capacitación adecuada, instalaciones no aptas, mala atención y falta de higiene.

De igual forma, como parte de su compromiso con la protección a las personas de la tercera edad, el DIF Estatal se dio a la tarea de apoyar a los familiares para que encontraran otra instancia en donde resguardar a las y los abuelos. Es importante destacar que todas las personas que se encontraban en el Asilo tienen familiares y pagaban por el servicio que se brindaba en esa instancia.

En su dictamen la Coepris determinó que el establecimiento no cuenta con la infraestructura, equipamiento, condiciones sanitarias y programas de atención adecuados para dar servicio asistencial a las personas adultas mayores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *