Es tiempo de recuperar la confianza en los grupos vecinales: Rubén Guajardo Barrera diputado del PAN

Spread the love

En México el 88 por ciento de la población de 15 años y más se siente orgullosa de haber nacido en este país, pero aún y con estas cifras, sólo el 66.8 por ciento de la población se preocupa por los problemas de la comunidad, según se refiere en la Encuesta Nacional de Cultura Cívica, ENCUCI, que presentó el Instituto Nacional de estadística y geografía, INEGI.

Ante tales cifras, no es nada descabellado buscar que la Ley de Juntas de Participación Ciudadana del Estado de San Luis Potosí sea modificada ante el significativo retraso que está tiene, y que genera el desinterés ciudadano, tal y como propone el diputado del segundo distrito local por el Partido Acción Nacional, PAN, Rubén Guajardo Barrera.

«Estamos a tiempo de mejorar el funcionamiento de las Juntas de Mejoras y propiciar la participación ciudadana en todos y cada uno de los problemas de la comunidad. Según el INEGI, más de la mitad de la población se interesa en las dificultades cotidianas siendo la infraestructura, seguridad, servicios educativos, de salud, la falta de alumbrado o agua potable, baches, pero poco hace por resolver lo que le afecta».

Rubén Guajardo Barrera, legislador del albiazul, también indica que el 55.8 por ciento de la población está preocupada por los asuntos del país, sin embargo desconoce la manera de ayudarse, y lo que les recuerda a los potosinos es que una opción de atender los desafíos locales es a través de las Juntas de Mejoras.

Se reconoce que la confianza de hombres y mujeres en los grupos sociales se concentra hacia la universidad, le siguen los sacerdotes, los medios de comunicación y en cuarto sitio se encuentran los grupos de vecinos, por eso es importante establecer que los ciudadanos son la mejor oportunidad de unir esfuerzos para establecer mejores mecanismos de participación y comunicación entre la población local y sus autoridades “sin la ayuda de la población, la clase política no tiene idea de los conflictos más sensibles, a través de estas juntas podemos presionar a quienes toman decisiones, la solución está en los hombres y mujeres participativos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *